33 Encuentro Nacional de Mujeres Trelew Octubre 2018

Este año arribamos al XXXIII Encuentro Nacional de Mujeres, que se realiza en Trelew, los días 13, 14 y 15 de octubre, para confluir con compañeras de diferentes puntos del país, con las que venimos trabajando en distintos ámbitos, en la creencia que una sociedad más justa es posible. Participamos para compartir nuestras problemáticas y aportar nuestras propuestas, en éste amplio colectivo heterogéneo y multicultural de mujeres. Así, una vez más renovamos nuestro compromiso con la militancia y el campo popular.

Nosotras, desde nuestro Frente Grande, Popular, Nacional, Democrático y Feminista nos enfocamos en fortalecer los mecanismos de participación que tiendan a favorecer una mayor capacitación fundamentalmente en el empoderamiento de las mujeres. Desde allí, hemos militado conquistas históricas como la Ley de Cupo Femenino, la ley de Violencia de Género, Programas como el de Salud Sexual y procreación responsable, la incorporación de la Convención de la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer en la Constitución Nacional, el debate por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, la Ley de Educación Sexual Integral y la del matrimonio igualitario, entre otras.

Pero a pesar de que en los últimos años, se ha logrado generar debate y reflexión en torno a la equidad de género, y se han alcanzado significativos avances legislativos en materia de igualdad, fundamentalmente desde la segunda mitad del siglo pasado, no hemos podido superar la desigualdad por razón de género.

Por ello, nos esforzamos para poner en agenda, políticas públicas orientadas a superar la discriminación, no solo por una cuestión de justicia sino como una apuesta al desarrollo social, cultural y económico que incide directamente en la calidad de nuestra democracia.

Bregamos por una sociedad democrática, igualitaria, justa, y solidaria en la que las mujeres y hombres tengamos, realmente, los mismos derechos y oportunidades.

Afirmamos con convicción que hay más democracia si hay más derechos.

Pero también sabemos que obligatoriamente se necesitan de decisiones políticas centradas en la defensa del trabajo, la educación, la salud, la inclusión de los sectores más postergados, y la ampliación de derechos ciudadanos. Se necesitan programas que apunten a proteger el empleo, dinamizar el mercado interno e incluir a los sectores más vulnerables.

Somos las mujeres, las que mejor conocemos los costos económicos, políticos, sociales y personales que ha pagado nuestro pueblo por tener un Estado al servicio del capital financiero, que desatiende los intereses populares para atender al sector financiero internacional y sus actores locales, sus familiares y sus amigos. Y aquí también nos llamamos a movilizar y enfrentamos con fuerza organizada a las políticas que nos llevaron nuevamente al FMI.

Batallamos por avanzar en cambios culturales sostenidos en el tiempo, porque las luchas no son sólo económicas, si bien, los cambios profundos de redistribución de la riqueza y justicia social, deben necesariamente incluir la igualdad para las mujeres.

La historia de inequidad y un presente conflictivo, con un desarrollo desigual en el alcance de algunos logros, nos obliga a seguir trabajando en todas las cuestiones en las que aún no hemos podido alcanzar las metas igualitarias.

Nos encontramos frente a un gobierno neoliberal que retrocede a pasos agigantados, tratando de terminar con los avances logrados en años de luchas. En este momento es necesario redoblar los esfuerzos para impedir el cercenamiento de una parte de los derechos conquistados.

En relación con la violencia desatada hacia las mujeres, debemos exigir cambios en los procedimientos que brinden protección a quienes sufren cotidianamente todas sus formas de expresión. En estos tiempos de profunda desigualdad sabemos que estas situaciones recrudecen y afectan a los sectores más débiles y desprotegidos.

Sabemos también que en el marco de la diversidad sexual y de género existen identidades que siguen sin contar con el reconocimiento y con una situación de igualdad legal y real, y acompañamos la lucha por una sociedad más igualitaria, justa e inclusiva con la diversidad sexual  y de género.

Seguimos sosteniendo que toda mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo y estamos convencidas acerca del valor de la consigna “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”. Militamos por una legislación efectiva en educación sexual y por la sanción de una ley que garantice el aborto legal, seguro y gratuito.

Ratificamos una vez más nuestro apoyo al  proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo e interpelamos al sistema de salud para que acompañe la implementación de políticas públicas que garanticen el cuidado integral de la salud con perspectiva de género.

La sociedad en su conjunto debe saldar esta deuda, el camino de la igualdad de género necesita de un compromiso que asuma el cambio cultural, sin dudas, necesario para que con el cumplimiento de las leyes a favor de la igualdad complete el sentido de ciudadanía.

El Frente Grande históricamente ha planteado a través de sus militantes la agenda de los temas vinculados a la inclusión en un plano de igualdad entre todas las personas, y en este debate como en otros sostendrá esa agenda y ese compromiso.